Entorno

El Hotel Mirador de Barcia se encuentra en un bello paraje enclavado entre la orilla del río Eo  y la Peña de Millares, dentro de La Ribeira de Piquín.

Debido a la cercanía con el río el hotel se encuentra dentro de la Ruta de los Molinos.

Un proyecto todavía en elaboración que discurre a lo largo de los numerosos molinos de la zona como el de Barcia situado a escasos 50 metros del hotel.

Por otro lado, Ribeira de Piquín puede presumir de tener una densidad de hórreos realmente incomparable, construcción que se remonta a la época de los romanos, con gran parte de ellos en un excelente estado de conservación. Estas edificaciones fueron creadas para guardar las cosechas de patatas, trigo, maíz, matanza, etc. El mismo hotel tiene 2 hórreos restaurados que se encuentran situados en un otero de la parte este de la edificación.

 

Destacar también, los que podríamos denominar “siglos de Oro” (XVII y XVIII) en la cultura de Ribeira, representados por la Iglesia de “Os Baos” del siglo XVII (construida sobre un asentamiento castrense) con siete calaveras en una de sus paredes; la iglesia de San Jorge, del siglo XVIII, de estilo renacentista.
Ribeira de Piquín es la capital de la tranquilidad. Lugar ideal para todo aquel que quiera evadirse del mundanal ruido y visitar parajes totalmente vírgenes y llenos de fuerza.